Casualidades

Dos amigos van por la calle y uno exclama:
¡Mierda! ¡Mi mujer y mi amante van juntas y vienen hacia nosotros!
Su amigo lo mira y le responde:
¡Que casualidad! Yo iba a decir justo lo mismo.