¿Por qué los planetas son redondos?

Los planetas tienen forma redonda debido a la acción de sus propios campos gravitatorios.
A pesar de que los planetas puedan parecer una inmensa masa sólida no debemos olvidar que, al igual que la Tierra, tienen un núcleo líquido (más o menos solidificado, dependiendo del caso) y que por tanto, se comportan más como un fluído que como una materia sólida.

Es esta razón, en definitiva, por la que en períodos muy extensos de tiempo, ese "líquido" busca la manera de mantenerse lo más cerca posible de su centro de gravedad (que reside en el centro del planeta), y lo consigue adquiriendo la forma redonda tan característica, mediante la cual, todo ese fluído se encuentra a la misma distancia de dicho centro. Este proceso es denominado científicamente como "ajuste isostático".

Pero no debemos olvidar que para que este "ajuste isostático" se cumpla, tenemos que estar hablando de una masa gigantesca (como la de un planeta). En el caso de cuerpos celestes más pequeños, como por ejemplo, los asteroides, sabemos que su forma puede ser totalmente irregolar o aleatoria debido, simplemente, a que su centro gravitacional no es tan poderoso como el de un planeta y no puede vencer la fuerza mecánica de dicho asteroide.

ciencia.jpg