El peor momento

En la sala de espera de la maternidad los dos futuros papás aguardaban
ansiosamente noticias de sus respectivas esposas.
A mi mujer se le ocurrió aliviarse en el peor momento -dice uno-.
Andábamos de vacaciones.
La mía estuvo peor -responde el otro-.
Andábamos de luna de miel...