La estatuilla de de 10,6 kilogramos y 25 centímetros de altura fue efectivamente tallada a partir de un meteoro Chinga que cayo entre Liberia y Mongolia: Una estatua budista en un meteorito