Google

Llega un hombre, joven, buen mozo, varonil, atlético
en un lujoso auto deportivo a una tienda.
Se le acerca una mujer madura y le dice:
¿Acaso te llamas google?
No.¿Por qué?
Por que tienes todo lo que busco.