Me quedé mudo

Y entonces, en mitad de la discusión, le dije a mi esposa que íbamos a hacer
lo que yo dijera, porque para algo soy el hombre de la casa y soy yo quien lleva los pantalones.
Jo, que fuerte. Y dime, ¿cómo es que acabasteis haciendo lo que decía ella ?
Es que me recordó que yo llevo los pantalones, pero es ella quien me los quita, y claro, yo que iba a contestar...