Político

Un político va a ver a un vidente para conocer su futuro.
El vidente se concentra, cierra los ojos, entra en trance y comienza a hablar:
Lo veo a usted pasando en un automóvil abierto por una avenida y una multitud a su alrededor...
El político sonríe y pregunta:
¿La multitud está feliz?
Sí, muy feliz.
¿Ellos siguen al automóvil?
Sí y hay gente en todo lo largo de la avenida.
¿Llevan banderas, pancartas...?
Sí, banderas... muchas y carteles con mensajes de esperanza por una patria mejor.
El político esboza una gran sonrisa y se reacomoda nervioso en su asiento...
¿Y gritan algo?
Sí, todos gritan y saltan y baten palmas, el grito que más escucho es: "ahora si vamos para adelante !!".
¿Y ellos me estrechan mis manos?
No.
¿Por qué no?
Porque el cajón está cerrado...