Un chiste de muertos

Dos muertos que se escapan en la madrugada del cementerio.
Justo cuando se van dice uno de los muertos:
Espera un momento que voy a la tumba a por una cosa.
A los minutos aparece el muerto con la lápida debajo del brazo y le dice el otro:
Pero ¿a dónde vas con la lápida?
Veras Juan, es que por la noche no me gusta salir sin papeles.