Esta peli, de todas las versiones con las que nos han bombardeado en 2012 de "Blancanieves", es la que más me ha gustado. Julia Roberts, magistral en su papel de mala malísima, sólo comparable a la madrastra de la otra versión cinematográfica, "Blancanieves y la Leyenda del Cazador", Charlize Theron.
Con esta película, "Blancanieves, Mirror, Mirror" pasamos una tarde estupenda, con un cuento adaptado muy divertido y colorista. El colofón final es esta canción- celebración que la propia Blancanieves (Lily Collins) entona en la corte de su padre, el rey.
¡Es estupenda!

"I believe in love", Lily Collins.